El martes, y principalmente si coincide con el número 13 del calendario, ha sido declarado por las diversas culturas occidentales como un día de mala suerte y nefasto por excelencia. Distintos hechos sagrados u ocurridos en la historia no deja lugar a dudas de dicha superstición por su casualidad. Por ejemplo, según dice la tradición cristiana, la destrucción de la Torre de Babel y la confusión de las lenguas se produjo un martes 13; o por ejemplo, en la mitología romana, Marte (del que proviene el nombre de este día) era el Dios de la guerra vinculado a la destrucción, a la violencia y a la sangre, por lo cual también en la astrología, al “planeta rojo” se le denominó con el nombre de este Dios romano que fue conocido durante la Edad Media como “El Pequeño Maléfico”.

Un hecho histórico que tuvo lugar un martes 13 fue un eclipse lunar, acompañado de unas fuertes lluvias, que impidió la entrada de navíos que se dirigían a ayudar al Imperio Bizantino durante la Caída de Constantinopla (también sucedida un martes), finalmente en favor de los musulmanes en mayo de 1453. Este hecho, que fue una catástrofe para los cristianos, apoyó fuertemente el mito de este día.

En España, esta relación de mala suerte con el martes tiene su origen en el siglo XIII, y más concretamente en el año 1276, y debido a una batalla librada por el ejército de Jaime I ‘el Conquistador’ en la campaña de Valencia. El historiador español y Cronista Mayor del Reino de Aragón, Jerónimo Zurita, en su ‘Anales de la Corona de Aragón’, afirma que desde esa derrota (sufrida un martes), se tuvo por funesto ese día de la semana en nuestro país. El teólogo e historiador del Siglo de Oro, Juan de Mariana, en su ‘Historia de España’, narra: “El estrago fue tal y la matanza que desde entonces comenzó el vulgo a llamar aquel día, que era martes, de mal agüero y aciago”.

A pesar de todo esto, hay gente que se lo tomaron al revés y lo consideraron como un día de buena suerte, como por ejemplo el escritor Francisco de Quevedo, que riéndose de este mito decía: “El martes es día aciago, para los que caminan a pie, y para los que prenden”. Entre ellos también se encontraba el monarca español Felipe II quien, por su parte, hacia tan poco caso de las supersticiones que solía salir los martes a hacer sus viajes. Además, se casó el martes con María; su hijo Felipe, que tendría que sucederle como monarca nació un martes; y también fue este día de la semana, en 1583, cuando le hizo jurar como príncipe heredero.

Así que ya sabéis: “En martes 13, ni te cases, ni te embarques, ni de tu casa te apartes”, o no.

Fuentes:

– ¿Por qué el martes 13 se considera el día de la mala suerte?, La Vanguardia. (https://www.lavanguardia.com/vida/20161213/412569820247/martes-13-mala-suerte.html)

– ‘Todo lo que tienes que saber sobre el Martes 13’, MDZ Online.

– ‘Historia de España’, Juan de Mariana.

– ‘Las anécdotas de la política. De Keops a Clinton.’, Luis Carandell.

– ‘Marte’, Museo Nacional del Prado.


¿Te ha gustado este contenido? si es así, ayúdanos a poder seguir ofreciéndote contenidos con esta calidad. ¿Y cómo puedes ayudarnos? muy fácil, haz click en el botón de aquí abajo, accede a nuestra página en Patreon y elige una de las tres opciones de mezenago que tenemos. Por muy poco, nos ayudarás a hacer mucho

Become a Patron!

Si te ha gustado este artículo, ¡compártelo!

Categories:

Todavía no hay ninguna respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Archivos
Categorías