Cuando el Rey Felipe III murió a los 43 años, el 31 de marzo de 1621 a causa de fiebres y una infección aguda en la piel llamada erisipela, por las cortes europeas corrió el rumor de que esta muerte no se había producido por estas causas, sino que más bien fue surgida por la etiqueta de la corte de los Austrias, la cual tenía la fama de ser muy rígida.

Entre las fuentes de la época, se sugirió que uno de los principales divulgadores fue el fracasado diplomático y embajador de Francia, Marqués de Basompierre quien aseguró que la culpa de la muerte fue la etiqueta.

Según narra el escritor francés, Pierre Antoine De La Place en su ‘Pieces Interessantes et Peu Connues’, ese año el invierno llegó muy frio y en el despacho del “Rey Piadoso” se colocó un brasero para que se calentara, pero este, que sufría unas leves calenturas recibía el fuerte calor lo que hacía que sudara mucho. En un lio de competencias, un Marqués le pidió al Duque de Alba que retirase el brasero del cuarto real, a lo que contestó que no podía realizarlo porque de esa función se debía encargar el valido Duque de Uceda, al que mandaron a buscar pero había salido del Palacio. Como este tardó en volver, y al monarca no se le permitía levantarse para llamar a nadie debido a la etiqueta que se lo impedía, el calor que desprendía el brasero provocó la sofocación del Rey que tuvo las graves fiebres al día siguiente.

Pero al parecer, todo esto sería una leyenda con ocasión de desprestigiar a Felipe III, como ha ocurrido con numerosos Reyes en la historia para humanizar e igualar ante la muerte a todas las personas por muy poderosas que sean.

Fuentes:

– ‘Historia personal de los Austrias españoles’, Francisco Alonso-Fernández.

– ‘Pieces Interessantes et Peu Connues’, Pierre Antoine De La Place.

– ‘Las anécdotas de la política. De Keops a Clinton.’, Luis Carandell.


¿Te ha gustado este contenido? si es así, ayúdanos a poder seguir ofreciéndote contenidos con esta calidad. ¿Y cómo puedes ayudarnos? muy fácil, haz click en el botón de aquí abajo, accede a nuestra página en Patreon y elige una de las tres opciones de mezenago que tenemos. Por muy poco, nos ayudarás a hacer mucho

Become a Patron!

Si te ha gustado este artículo, ¡compártelo!

Categories:

Todavía no hay ninguna respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Síguenos en Instagram
No images found!
Try some other hashtag or username
Archivos
Categorías